viernes, 3 de septiembre de 2021

Canelones de Flor de Calabaza


Esta publicación es de esas un poco accidentada, hace unos años viajamos a Europa por aniversario, y uno de los lugares que visitamos fue la hermosa Girona, en España, particularmente en un viaje exprés a Esponella, en donde se encuentra el restaurante Can Roca, y ahí comimos deliciosos platillos con una compañía excepcional! 

Uno de los platillos que más me agradó fueron los canelones de vegetales, no es propiamente esta receta, pues recuerdan que les comenté líneas arriba que era una receta accidentada?? bueno, pues la razón de ello es porque regresando de aquel viaje, mi esposo me compró una cámara GoPro para que pudiera realizar mis publicaciones y fotografías, sin que usara el celular, jeje, pero bueno, fue una de las primeras recetas que documenté totalmente en la cámara nueva, la verdad tenía los sabores frescos, al ser un viaje reciente y me fue más sencillo hacerlo y quedaron casi exactos... 

La mala suerte cayó en esas fotografías y receta bien lograda, pues en esos días estaban arreglando el sistema de electricidad en casa y la verdad por descuido, y esperando realizar la publicación lo más pronto posible, dejé la cámara, que es muy pequeñita sobre mi escritorio; había electricistas en casa, personas ajenas, y pues la perdí de vista... no caí en cuenta sino unos días después que no estaba ya la cámara... y pues perdí también el material de esta receta... ya tengo otra cámara de reemplazo... pero creo que no he tenido mucho entusiasmo en comenzar a utilizarla para el blog... tal vez pronto me anime... 

Y bueno, creo que además le tomé un poco de aversión a volver a realizar esta receta, pues ha pasado mucho tiempo desde esa ocasión, aunque les confieso que compré diversas veces flor de calabaza para volver a recrearla y mejor la utilizaba en otro platillo... 

Pero esta vez me decidí, creo que ganó el antojo y la volví a preparar... les confieso que no fue el resultado de la primera ocasión... es decir, el mismo sabor... pues creo que ya no lo tengo fresco y en verdad, tal vez por el jet lag del viaje pues estaba súper desvelada y con el cambio de horario que tengo ese recuerdo un poco nebuloso, en fin... la receta que a continuación les comparto, en realidad fue una combinación de ideas y sabores, y este fue el resultado... verdaderamente delicioso! espero se animen a prepararlo! 

Les comparto unas fotos de algunos de los deliciosos platillos que degustamos en esa ocasión, que estuvimos de visita en el Legendario Can Roca de Esponella... entre ellos los canelones (segunda foto), la primera es de los famosos canelones Festivos, tienen un relleno de diversas carnes, en verdad delicioso, pero esa es otra historia... bueno, receta...









Ahora sí, vamos a la receta... que aunque no es la que trataba de recrear... el resultado, en verdad me sorprendió y nos agradó mucho en casa! 

Ingredientes: 

1 manojo de Flor de calabaza. 
1 cucharadita de mantequilla
1/4 cebolla finamente picada
1 diente de ajo 
1/2 pan (yo usé medio bollo de hamburguesa)
Leche necesaria para remojar el pan 
Sal y pimienta al gusto 
Canelones o láminas para canelones
Queso Chihuahua o Manchego rallado 

Salsa Bechamel: 
2 cucharadas de mantequilla 
2 cucharadas de harina de trigo 
1 1/2 taza de leche 
Sal al gusto 
Pimienta blanca al gusto 
Nuez Moscada una pizquita 
Opcional: Puedes añadir un poco de curry en polvo para darle color.

Procedimiento:


Comenzamos remojando el pan con leche y limpiando la flor de calabaza, que esté bien lavada, y después cortamos sólo las flores y las picamos. 

Picamos también un poco de cebolla y el ajo. 

Colocamos el trocito de mantequilla en una sartén y acitronamos cebolla y ajo, añadimos la flor de calabaza y cocinamos un poco, sazonando al gusto con sal y pimienta. 

Agregamos el pan, mezclamos y cocinamos un poco, rectificamos el sabor. Éste será nuestro relleno. 

Aparte, hervimos agua y colocamos los canelones, la primera vez que hice la receta utilicé láminas para canelón, se me hace mejor, pues puedes manipular mejor la pasta, esta vez usé los canelones ya formados, en tubito, pero se rompían un poco, y no quedan tan bonitos, les recomiendo mejor usar láminas.... además es mejor usar pasta que cocinemos en un poco de agua, pues requiere horneado pero sólo para gratinar, así que  usar pasta precocida rígida no es buena idea, yo uso esos canelones cuando los haré rellenos de carne y bañados en salsa de tomate y que llevan un poco más de horneado, que hará que la pasta se cocine y suavice... por ese motivo no es buena idea usarlos en este caso... 

Pues bien, cuando tengamos lista la pasta, rellenamos cada canelón con un poco de relleno y los vamos acomodando en un refractario. 

Debemos preparar una salsa bechamel... esto lo haremos de la siguiente manera: 
 



En una olla fundimos la mantequilla, y cuidando que no se queme, a fuego medio/bajo, añadimos el harina y la movemos rápidamente para que se impregne de la mantequilla fundida pero no se queme. 

Inmediatamente vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de mover, para evitar que se formen grumos, poco a poco seguimos añadiendo leche cuando notemos que le hace falta, sazonamos con sal, pimienta blanca y nuez moscada, si notas que te quedaron grumos, no te angusties, licúala un poco o utiliza el procesador de cocina para que te quede tersa (pequeño truco). 

En esta ocasión, aunque en realidad no lo lleva en la receta que quise recrear, puse curry, le dio un ligero sabor y un lindo tono amarillo a la bechamel. 

Aunque la receta original que había hecho en la primer ocasión le añadí puré de calabaza amarilla a la bechamel, que es el sabor más cercano al que probé en aquel viaje... consideren eso, pueden colocar a la bechamel puré de calabaza, en esta vez, no tenía, así que inventé... 

Ya sólo nos queda bañar con esta rica salsa bechamel los canelones rellenos y colocarles el queso rallado encima... horneamos hasta que gratinen y listo... aproximadamente unos 15 minutos a 180° centígrados el horno, o cuando los vean doraditos es el momento de sacarlos. 

Me quedaron un poco resecos, pues la idea es que esté un poco más inundado de salsa, pero eso será a tu gusto! puedes darle el término que desees. Inventa, experimenta y disfruta el resultado final... 

Y listo! a devorarlos! bueno, eso fue lo que sucedió aquí, al grado que no tuve oportunidad de tomar una buena foto del platillo servido. 

Y les cuento que a mi esposo no le agrada mucho la flor de calabaza, y pues cocinada de esta manera no se pudo resistir... estaba sorprendido... 

Espero que les agrade esta receta y se animen a prepararla... y además atrévanse a combinar sabores y a jugar con ellos en diversas preparaciones, el resultado les puede sorprender de una manera muy agradable! 


lunes, 12 de julio de 2021

Pollo en salsa de chile rojo y tomate

Pollo en salsa de chile rojo y tomate

Preparemos un rico pollo con salsa de chile rojo y tomate, en verdad es una delicia, y muy fácil de cocinar, lo puedes hacer picosito o no... tú decides! 


Este platillo lo puedes acompañar con un rico arroz blanco y unos frijolitos refritos, lo puedes comer con tortilla de maíz o con pan... yo prefiero la tortilla de maíz y hacer taquitos... pero eso sí, es delicioso! 

Ingredientes: 

1 Pollo en piezas
3 tomates rojos 
3 chiles guajillo
Si lo quieres picosito, añade chile de árbol al gusto ligeramente tostado.
1/4 Taza de vinagre de manzana 
3 clavos de olor
2 dientes de ajo
1/2 cebolla pequeña
3 Hojas de Laurel grandes
Pimienta entera gorda al gusto
Comino al gusto (a mí no me agrada , le pongo poquito) 
Páprika al gusto 
Sal al gusto
2 zanahorias picadas finamente
1 papa picada finamente 


Procedimiento pollo en salsa roja


Procedimiento: 

Colocamos en agua los tomates y los dejamos hervir, añadimos los chiles sin venas ni semillas y dejamos que se cocinen hasta que se suavicen, cuando veamos que a los tomates se les ha reventado la piel, será momento de apagar el fuego. 

Licuamos el vinagre de manzana, con la cebolla, ajos, tomates y chiles, añade un poquito de agua de la cocción de los tomates y los chiles... nos quedará una linda salsa roja. 

Aparte, en el molcajete o mortero molemos la pimienta entera con los clavos de olor y el comino al gusto. 

Salpimentamos el pollo en piezas y lo colocamos en una olla grande y honda, encima colamos la salsa que licuamos. 

Añadimos la páprika y las especias molidas en el mortero, si no tienes mortero o molcajete, puedes utilizar en polvo o añadirlas en la licuadora junto con los chiles y tomate. 

Agregamos las hojas de laurel y ponemos a cocinar a fuego bajito y tapado, alrededor de 50 minutos o hasta que el pollo esté bien cocido. Rectificamos la sazón. 

A mí me gusta agregarle papas y zanahoritas picaditas y dejar que se cocinen junto con el pollo, eso es al gusto, o bien en el arroz con el que acompañes el guisado puedes añadirle algunas verduras. 


Pollo en chile rojo y tomate

Ya solo nos resta servirlo con arroz y frijolitos al gusto, y comerlo con unas ricas tortillas de maíz o un poco de pan. 

Lo puedes hacer tan caldoso como quieras, a mi familia le gusta un poco más espesito, como una especie de adobo, pero bien lo puedes hacer como un rico caldo y servirlo en plato hondo. Recuerda que podemos jugar un poco con las recetas...

Delicioso! y fácil... si te da flojerilla o tienes poco tiempo, puedes hacerlo en la olla exprés, sólo serán 5 minutos a presión. A mí me gusta hacerlo a fuego bajo y que se tarde poquito, para disfrutar el aroma que desprende, pero en ocasiones la vida no te da para hacer los platillos así, que considero es lo mejor, así que hay que hacer uso de las herramientas que la modernidad te da, jeje... en este caso, la olla exprés. 


domingo, 4 de abril de 2021

Tarta de Santiago

 



Esta receta es un clásico de la cocina Española, en particular de la Gallega, y es una verdadera delicia, su ingrediente principal es la almendra y lleva una cruz de Santiago como adorno. 

En casa les gusta mucho y en verdad es muy fácil de preparar.

Hace unos días fue nuestro aniversario de bodas y fue el postre elegido para la celebración, se terminó en un abrir y cerrar de ojos. 

Ingredientes:

250 grs de almendra tostada y molida

250 grs azúcar (puede ser mascabado rubia o estándar)

5 huevos

1 1/4 cucharadita canela en polvo  

Ralladura de un limón (En realidad un poco menos)

Azúcar glass para espolvorear 

Procedimiento:

Si cuentas con almendra molida o lo que llamamos harina de almendras, puedes tostarla un poco en una sartén, o dejarla así tal cual y utilizarla. 

Si lo que tienes es almendra entera debes retirarle la piel antes, colocándola en agua caliente unos minutos y cuando notes que la piel ya se suavizó retirarla con cuidado, procura no dejarla remojando mucho pues absorbe el líquido y no queda muy rica. Cuando la tengas sin piel, debes tostarla en una sartén un poco y después proceder a molerla, lo puedes hacer en la licuadora o en un procesador, se trata de dejarla sin trozos grandes. 

Y finalmente, si tienes tostada en láminas y ya sin piel, procede a tostarla un poco en una sartén y después a molerla. 

A continuación, se mezcla el azúcar con la almendra molida, y se le añaden los huevos uno a uno, bates con batidor de globo, yo prefiero a mano, y al final la canela y la ralladura de limón. 

Se coloca en un molde engrasado y enharinado, puedes colocar un poco de papel encerado y enmantequillado en el fondo del molde. 

Posteriormente se hornea a 170 grados por 40 minutos o hasta que esté firme.

Se deja enfriar y se desmolda con cuidado.




Puedes imprimir el símbolo al tamaño de tu elección. 


Colocamos el símbolo al centro y se espolvorea de azúcar glass, te recomiendo pegar el símbolo impreso en un cartón para que sea más fácil de retirar cuando lo espolvorees, si usas una hoja común, lo más probable es que se doble al levantarla y el azúcar que tenga encima caerá sobre la tarta, lo que hará que se estropee la Cruz.



Así te puede quedar, por eso mejor pegar el símbolo impreso en un pequeño cartón para darle soporte, decorar, retirarlo con cuidado y...

Ya sólo nos resta disfrutarla con lo que más te guste, un rico café o té... 

Si gustas, al momento de preparar la mezcla puedes envinarla con un poco de Amaretto, es opcional, y es lo que yo en ocasiones utilizo, pero en realidad lleva un licor de yerbas, que yo no consigo en casa... 

Y a disfrutar!! 

sábado, 13 de febrero de 2021

Crepas Ventilla, una receta deliciosa que te sorprenderá!

Crepas Ventilla


Sé que hace mucho tiempo que no escribo, parecería que es más sencillo estando en confinamiento, pero creo que no lo es, entre el trabajo, la casa, la familia y estar de maestra... creo que es muy complicado, y en realidad los he extrañado mucho! 

Tengo muchas recetas que publicar! mucha fotos! muchos paso a paso! pero en realidad no se hace solita la edición y tengo que invertir algo de tiempo, ya no sé cuál receta compartirles primero! y en qué momento! creo que eso es lo más difícil de encontrar, un ratito para hacer esto que en verdad disfruto... 

Pues hoy les comparto esta receta que en verdad es una delicia, es muy sencilla de preparar aunque no lo crean, la ideamos en familia hace tiempo para un concurso, en el que debíamos preparar alguna fusión de comida mexicana con francesa y este fue el delicioso resultado. 

Los Chiles Ventilla son una receta típica de San Luis Potosí, bueno, es muy conocida por estas tierras, y en verdad a muchas personas les gusta, trata de una combinación de chile ancho relleno de queso y bañado con una salsa muy particular y en verdad muy sencilla de preparar... se animan? 

Ingredientes: 

Para preparar las crepas necesitarán: 
- 1 taza harina de trigo
- 1 taza leche
- 1 huevo
- 1 pizca sal
- 1/2 taza agua
- 2 cucharadas aceite de oliva

Procedimiento Crepas Ventilla



Procedimiento para las crepas:
Mezclar todos los ingredientes y cocinar por ambos lados, 1/4 de taza de la mezcla en sartén caliente.

Aquí les comparto el enlace de mi receta anteriormente publicada, sólo hay que darle click al link... Crepas....


Para la salsa de chile ventilla:
- 6 chiles Anchos sin semillas
- 1 trocito de piloncillo
- 1 litro de crema
- 1 lata leche condensada
- 1 pizca sal
- Queso gouda o manchego o chihuahua para rellenar los chiles

Procedimiento:

Hervir los chiles limpios con el trozo de piloncillo hasta que se suavicen.

Retirar la piel a cada chile, me refiero a una delgada película que se les podrá desprender, se rellenan con queso y los colocamos en un refractario.

Mezclamos la leche condensada con la crema y la pizca de sal para formar una salsa.

Bañamos los chiles con esta salsa y los horneamos unos 10 minutos a 175 grados en horno precalentado.

Para armar el platillo:

Rellenamos la crepa con queso, un poco de chile, doblar y bañarlas con la salsa que resultó del horneado de los chiles, deberá estar caliente.

Y al final adornar con las semillas de los chiles, se ven lindas, pero es opcional...

Sugerencia:
Se pueden acompañar con una pechuga rellena de jamón, queso, champiñones y empanizada... no olvidar un poquito más de salsa para quienes gustan con mayor cantidad...

Es una delicia, quienes han comido ya los chiles ventilla no me dejarán mentir que son una verdadera delicia!





 

martes, 15 de septiembre de 2020

Mostachón de frutos rojos

 

Mostachón

Hace poco celebramos el último cumpleaños de casa en este año, y hemos estado en confinamiento para protegernos del Coronavirus, así es que con mayor razón traté de apapachar al cumpleañero en turno cocinando la comida y el postre o pastel de su elección.

Ahora fue el turno de mi hija mayor y pues me pidió su postre favorito un Mostachón de Frutos Rojos, quedó delicioso, tal y como le gusta. Fue una grata experiencia.  

Es un dulce muy versátil pues puedes cubrirlo con la fruta de tu elección, duraznos, kiwis, fresas, zarzamoras, frambuesas, plátano con cajeta y chocolate, en fin, tú decides. 

Yo lo cocino en un molde desmontable, o bueno, lo que queda de él (sólo el aro) resulta que hace muchos años lo compré y me encantaba utilizarlo, pero en una de las lavadas sin querer puse la base muy pegado a la pared a un lado del escurridor de platos y escapó... rodó por la orilla entre el mueble de cocina y la pared y quedó atrapado, y además fue en una casa en la que vivíamos en ese entonces antes de adquirir la nuestra, así es que cuando nos cambiamos de casa puedo decir con certeza que ahí dejé algo, la verdad no he vuelto a comprar otro molde así, por eso debo ingeniármelas cuando quiero utilizarlo, así es que para realizar este postre es lo ideal, y además les confieso que no sufrirán al momento de desmoldarlo, aunque pueden utilizar cualquier otro molde de su elección. 

Ingredientes:
Base.
1 ½ rollitos ó 220 gramos de  galletas tipo Crackets
100 gramos de nuez picada
1 taza de azúcar mascabado
4 claras de huevo
1/2 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharada de vainilla
Mantequilla o aceite para untar al molde.
Betún.
2 quesos crema de 190 gramos cada uno a temperatura ambiente
3/4 taza de azúcar glass
1/2 taza de crema para batir (yo uso Lyncott)
1 cucharadita de vainilla
500 gramos de frutos rojos

Procedimiento:

Mostachón


Para la Base.

Batimos las claras a punto de turrón, cuando están firmes añadimos el polvo para hornear batimos otro poco y agregamos la vainilla, batimos otro poco y vamos agregando el azúcar mascabado y batimos otro poco después de cada adición, debe quedar esponjoso.

Mostachón
Añadimos la mitad de las nueces y de las galletas trituradas con las manos (debemos dejar trozos no muy grandes y no debemos moler en exceso) mezclamos en forma envolvente.

Agregamos el resto de las nueces y galletas y volvemos a mezclar en forma envolvente.

Preparación del Molde: A mí me gusta utilizar un molde desmontable, lo malo es que se me perdió la base, así es que hay que tratar de solucionar, entonces la fabrico con un poco de papel aluminio cuidando que no se rompa, posteriormente engraso la base con aceite en aerosol (para no romper el aluminio) y le coloco un círculo del diámetro del fondo de papel encerado, posteriormente lo engraso.

Mostachón
Cuando tengo lista la mezcla para la base la coloco en el molde y la aplano con cuidado para que quede pareja.

Horneamos durante 25 a 30 minutos a 180 ó 200 grados centígrados (dependiendo de tu horno y debe estar precalentado) hasta que quede doradito y firme.

Sacamos caliente del molde con mucho cuidado y colocamos volteado en un platón.

Para el Betún o Crema de queso.

Mostachón
Batimos el queso crema hasta que se haga cremoso, añadimos el azúcar glass y la vainilla y seguimos batiendo, añadimos la crema para batir y batimos por más tiempo hasta que incremente su volumen y quede cremosa.

Mostachón

Colocamos la mezcla sobre la base horneada que debe estar fría y adornamos comenzando desde la orilla y terminando al centro con frutos rojos o kiwis, duraznos en almíbar, plátano con cajeta, en fin, con lo que ustedes gusten, se ve hermoso y sabe delicioso!

Pueden también prepararlos en molde para tartaleta o muffin y hacerlos individuales. 

O simplemente con la fruta de su elección picada, jueguen con las formas y los colores, verán cómo luce este sensacional postre. 

Mostachón

Mostachón


sábado, 5 de septiembre de 2020

Café de Olla tradicional Mexicano (con Naranja)

Café de Olla

Ya comienza a hacer un poco de frío, bueno, está comenzando a llover un poco y a refrescar, y la verdad es que lo que se antoja por las tardes con un rico pan o con unas galletas es un delicioso café de olla, o por qué no con unos ricos tamales o a la hora del desayuno con unos chilaquiles, unas deliciosas gorditas, en fin, con lo que se te antoje. 

Esta receta es una de tantas, pues cada familia le dará su toque, a nosotros nos encanta con un ligero sabor a naranja y un poquito especiado, por eso le agregamos unos clavitos de olor, es en verdad una receta muy sencilla y tradicional mexicana, habrá a quienes no les agrade la naranja o no le pondrán clavo de olor, pero lo que sí no debe de faltarle es el piloncillo y la canela, son los ingredientes básicos para darle ese rico sabor al café de olla, se te antoja? 

 Ingredientes:

  • 6 cucharadas de Café molido para hervir (para cafetera)
  • 1 Raja de Canela
  • 2 Clavos de olor
  • 1/2 cáscara de Naranja (no la parte blanca)
  • 1 cono de Piloncillo (si no consigues en donde vives, puedes usar Melaza) 
  • 1 |/2 litro de Agua

Café de olla
Procedimiento:

Colocamos el agua en una olla, añadimos la canela, clavos de olor, piloncillo y cáscara de naranja (yo la retiro de la naranja con un pelador de papas y procuro no poner la parte blanca).

Dejamos hervir hasta que el piloncillo se disuelva y retiro la cáscara de naranja para que no amargue.

Cuando ya se deshizo el piloncillo añado el café, mezclo rápidamente y enseguida apago el fuego, es importante no dejarlo hervir.

Listo! a servir y disfrutar con unas ricas galletas o el pan de tu elección (Yo lo serví con unas Regañadas Potosinas)  

Café de olla



domingo, 23 de agosto de 2020

Tiramisú sencillo sin huevo

Tiramisú
 

El Tiramisú es uno de mis postres favoritos, hay diversas maneras de prepararlo, pues existe la receta clásica o típica Italiana que lleva huevos, es una natilla de huevo con queso Mascarpone muy liviana y deliciosa, pero a algunas personas no les agrada consumir el huevo sin cocción, aunque también se puede cocinar un poco a baño María la mezcla de yemas y eso logrará matar las bacterias que éste pueda contener, pero qué sucede con las claras? No las podemos cocinar así… además esa receta no lleva crema para batir.

En realidad me encanta la versión tradicional, es mi favorita, pues creo que no es tan pesada al no contener tanta grasa, sólo la que lleva el queso, pero en esta ocasión les quise compartir ésta por ser más sencilla, pero igualmente deliciosa, espero que les guste.  

Ingredientes:

Para el jarabe:

1 Taza de café fuerte preparado

2 Cucharadas de licor de Amareto

2 Cucharadas de azúcar

1 Cucharada de cocoa (opcional)

Para la crema de Mascarpone:

400 gramos de Queso Mascarpone

1 Taza de azúcar glass

1 Taza de crema para batir

Soletas (aproximadamente 24)

Cocoa para espolvorear

 

Procedimiento:

Tiramisú sencillo

Comenzamos preparando el jarabe, simplemente debemos mezclar todos los ingredientes y apartamos, el café debe estar frío, puedes utilizar café instantáneo (yo prefiero el de cafetera) o café descafeinado (si lo consumirán niños).

Batimos el queso Mascarpone con batidora o batidor de globo para lograr una consistencia cremosa.

Añadimos la crema para batir que debe estar fría, si deseas que quede más liviana la mezcla, bate por separado hasta lograr que se esponje y mezcla en forma envolvente los dos batidos con una espátula, en esta ocasión los batí juntos, y agrega el azúcar glass y bate hasta incorporar. 

Rectifica el sabor, si lo deseas más dulce es momento de añadirle un poco más de azúcar glass, a mí no me gusta hacerlo porque recuerden la mezcla de café que ya tiene azúcar, y las soletas también son dulces. Pero habrá personas a quienes les agrade más dulce este postre.

Armado del Tiramisú:

No se rían de mis soletas que no son tan bonitas como comúnmente son esos bizcochos, lo que sucede es que en el lugar en donde vivo hay una panadería que es de mucha tradición, tiene muchos años y desde que yo me acuerdo así las hacen, es un recuerdo de infancia totalmente, es más, cuando era pequeña yo pensaba que las soletas o lenguas de gato eran así, nunca las vi chuecas o delgadas o muy anchas, pues era muy común que cuando iba a esa panadería las veía y muchas veces las compraron para llevar a casa; hasta que fui mayor y comencé a preparar más postres y además los vendía, encontré las únicas que conseguíamos en esa época en México, que eran las marca MacMa, llamadas Bocado de Dama, con ellas preparaba unas ricas carlotas, una de Rompope con Chocolate y otra llamada Malakoff de Limón (les comparto las fotos de mis productos de hace más de 30 años, jeje) prometo compartirles las recetas más adelante.

Malakoff de limón y Carlota de Rompope

En fin, en esta ocasión no conseguí las soletas tradicionales italianas, así que compré una caja de Bocado de Dama Mac Ma, pero antes de llegar a casa, pasé por esa Panadería de siempre (La Superior) y vi que tenían de esas ricas, aunque de formas curiosas soletas en un trozo de papel craft o estraza, que antes era rosado, y no me pude resistir y decidí preparar esta rica receta con ellas, claro que no conseguirán las mismas en el lugar donde viven, pero no se preocupen con las que consigan, incluso pueden hacerlo con pastel esponja de vainilla, pero esa es otra historia.

Tiramisú

Mejor vamos al armado de este delicioso postre, en un refractario vamos colocando en el fondo las soletas remojadas en el jarabe, como si fuese una carlota, cuando hayamos terminado la primer capa colocamos un poco de la mezcla del queso con la crema y alisamos.  

Continuamos con otra capa de soletas remojadas en el jarabe de café y terminamos con el resto de queso batido con crema, alisamos.

Refrigeramos por unas horas y al momento de servir espolvoreamos cocoa con la ayuda de un colador fino para que se vea bonita.

Tiramisú

Si desean en lugar de poner cocoa, pueden colocar chocolate rallado, es otra opción.

Otra variante será no añadir al jarabe Amareto, pues en ocasiones los niños lo consumen.

O bien, si no tienen Amareto, puede ser brandy o ron.

Pueden prepararla en vasitos y darle otra vista, o para una mesa de dulces para algún festejo.

En verdad es un postre delicioso, muy lucidor y muy fácil, espero se animen. 


domingo, 2 de agosto de 2020

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

En casa nos encanta el cerdo casi en todas sus preparaciones y con distintos sabores, agridulce, dulce, picosito, a la plancha, a la cerveza, en fin... creo que es muy versátil, económico y lucidor... 

Hace unos días tenía una charola de milanesas de cerdo y no sabía exactamente cómo prepararlo, y al momento de decidir y de ver con qué ingredientes contaba en la alacena, me dí cuenta que tenía manzanas y ciruelas, busqué en el congelador y encontré tocino o bacon, es una manía que tengo de comprar en cantidad cuando la pieza está bonita y hacer varios paquetitos y congelarlos, así tendré siempre que lo necesite.

Pues recordé una receta navideña de lomo relleno de manzana y ciruelas al oporto, y pues no tenía oporto y tampoco tenía lomo, así es que reinventé un poco esta delicia y éste fue el resultado, en verdad nos sorprendimos con lo bonito del platillo además de la delicia, y lo mejor de todo es que si lo deseas un poco picosito, puedes añadir unas rodajitas de chile ancho a la salsa y listo! te sorprenderás... 

Ingredientes: 

Milanesas de cerdo (bisteces) 
2 manzanas sin piel, descorazonadas y cortadas en lascas 
1 cucharada de mantequilla 
Ciruelas pasas deshuesadas las necesarias 
100 gramos de tocino ahumado rebanado (bacon) 
Sal y pimienta al gusto 
1/2 Taza de Jerez dulce 
Caldo de pollo en polvo 
Chile ancho en trocitos (opcional) 

Verduras de la huerta de su elección para servir como guarnición sazonadas con sal y pimienta y doraditas en un poco de mantequilla. 

Puré de patata o de camote (batata) 

Procedimiento: 

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

Comenzamos dorando las manzanas en la mantequilla a fuego bajito, cuando cambian un poco de color y se suavizan, sin romperse, es el momento de retirarlas del fuego. 

En la misma sartén doramos un poco el tocino por ambos lados. 

En una cacerolita cocinamos un poco el jerez con el caldo de pollo en polvo al gusto, sólo a que dé un hervor y reservamos. 

Si decides darle un poco de picor, es momento de añadir los trocitos de chile ancho, así seco, sólo lo cortas con unas tijeritas en tiritas finas y lo añades al jerez. 

Mientras salpimentamos la carne y rellenamos con una rebanada de tocino, manzanas y las ciruelas picadas en trocitos, deben estar muy frescas para que quede rico, si no lo están te recomiendo que las dejes un rato remojando en poquita agua caliente, o bien, las cocines un poco con otro tanto de jerez para que se suavicen, eso les dará mucho sabor. 

Formamos los rollitos, si quieres que se vean más armados y bonitos puedes amarrarlos con un poco de hilaza de algodón como si fuese un lomo grande, no es muy necesario hacerlo pero en verdad te quedarán más bonitos. 

Cuando tengas listos todos los rollitos los doras con un de mantequilla o aceite de oliva por todos lados hasta que queden con ese lindo color doradito por todos lados, como si los sellaras. 

Cuando estén listos, es momento de añadirles el jerez que cocinaste un poco, añades las manzanas picadas que te hayan quedado cuando rellenaste la carne y dejas cocinar todo hasta que se reduzca un poco y se espese un poco la salsa, en realidad demorará unos minutos, pues recuerda que son rollitos, y la carne se cocina bastante rápido, sólo queremos que se impregne el sabor delicioso del jerez en la carne y se sazone todo. 

Te recomiendo que saques los rollitos de carne de la cacerola para que se enfríen un poco y los puedas cortar en rodajas sin que se te rompan, verás que quedarán muy lindos, o bien, puedes servirlos completos, y los adornas con un poco más de manzanas. 

Y no olvides un poco de la salsita, si deseas que espese sólo añade un poco de fécula de maíz y cocina un poco, yo la serví tal cual... 

Para servir a mí me gusta con un delicioso y sencillo puré de patatas o de camote amarillo, queda delicioso. 

Y además me encantan un poco de verduras cocinadas con un poco de mantequilla, sal y pimienta y las dejas cocinar hasta que se suavicen. Es algo sumamente rápido, y esta vez conseguí una charolita de verduras del huerto orgánicas que la verdad se me hicieron muy bonitas y como son más pequeñas están más tiernitas y se cocinan en un santiamén. 

Creo que el plato quedó muy bonito y además muy rico! 
Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce

Rollitos de Cerdo rellenos de manzana y ciruela al Jerez dulce


viernes, 24 de julio de 2020

Volteado de Piña o Ananá


Volteado de Piña

Hace unos días cumplió 5 años la más pequeña de la casa, y pues ella esperaba ansiosa su pastel, yo quise sorprenderla y prepararle este delicioso Volteado de Piña, pero al verlo su reacción fue: "No tendrá muñequito? yo quería hacer un muñequito!" y pues bueno, a pesar de no tener a su personaje de moda le encantó! creo que la convenció el aroma que desprendía y la vista de las piñas y nueces que le encantan, y aquí la receta... 

Para esta receta hay que hacerse al ánimo de batir mucho tiempo pues se debe preparar con mucha paciencia y cuidado para que la mezcla quede súper esponjosa, esta receta lleva un almíbar que debe colocarse justo al salir del horno, cuando todavía está caliente el pastel y no se ha desmoldado, y esto le ayudará a que sea más fácil, con menor riesgo de que se pegue algún pedacito, en esta ocasión no se lo puse pues quisimos disfrutar el sabor del pan además no lo iba a envinar, pues era para el cumpleaños de la más pequeñita, pero si les gusta más húmedo y mejor aún con un toque envinado, les recomiendo que lo bañen con el jarabe. 

Ingredientes: 

350 gramos de mantequilla de buena calidad y pomada
1 Taza de azúcar Mascabado (o azúcar morena)
6 huevos 
1 Lata de Leche Condensada 
1/2 Taza de Leche común o jugo de piña o el almíbar de la lata (pero usarán para el jarabe)
1 Lata de Piñas en almíbar 
2 1/3 Taza de Harina de trigo
1 Cucharada de Polvo de Hornear 
Cerezas en almíbar 
Nueces 
Papel encerado 
Aceite o mantequilla para engrasar el molde
Azúcar Mascabado extra para el molde 

Almíbar o jarabe para humedecer el pan (opcional): 
El almíbar de la lata de piñas 
2 Latas de Jugo de piña (medir con la lata de leche condensada)
1/2 Taza de Brandy o Ron (o al gusto) 

Procedimiento: 

Volteado de Piña

Comenzaremos engrasando el molde, y en el fondo le colocamos un círculo de papel encerado, el cual debemos engrasar también, no olviden los lados del molde y después espolvoreamos un poco de azúcar mascabado ayudándonos de la grasa del molde para que se quede adherida. 

A continuación comenzamos a colocar las rebanadas de piña que acepte el molde y adornamos con las cerezas, nueces y/o ciruelas pasas deshuesadas (quedan lindas) si no les gustan o no tienen no se preocupen... y reservamos el molde. 

Comenzamos con la batidera, es un poco tardado pero valdrá la pena, debemos batir a velocidad baja y hasta que la mantequilla cambie de color, se hace un poco más blanca, cuando lo hayamos conseguido, añadimos poco a poco el azúcar, hay distintos tipos de azúcar morena, pues el granulado es distinto, si es del que viene un poco grande el grano batan un poco más hasta lograr que se incorpore lo mejor posible en la mantequilla, si desean pueden utilizar azúcar común. 

Cuando esté completamente esponjada la mantequilla y el azúcar totalmente incorporada añadimos de uno a uno las yemas, batiendo bien después de cada adición. 

Después añadimos la leche condensada, poco a poco y seguimos batiendo a velocidad baja. 

Continuamos agregando la leche o jugo de piña o el almíbar de la lata, el almíbar si es que no van a realizar el jarabe para envinarlo, pero si lo prepararán mejor utilicen jugo de piña o leche, lo que gusten, es sólo para añadirle un poco más de humedad al pan, debemos añadir lo que hayan preferido batiendo poco a poco en cada adición. 

Después batimos a punto de turrón las claras, esto es, hasta que queden firmes, blancas y brillantes y al voltear el recipiente en el que las tenemos no se resbalen ni se caigan y las reservamos. 

Volteado de Piña

Posteriormente, añadimos poco a poco el harina cernida con el polvo de hornear y vamos batiendo, cuando hayamos terminado agregamos de poco en poco las claras batidas a punto de turrón hasta incorporar todas, esto se hace en la batidora a velocidad baja, si no quieres continuar con ella, puedes hacerlo en forma envolvente con una espátula. 

Es momento de colocar la mezcla en el molde con las piñas acomodadas y horneamos en horno precalentado a 180 grados centígrados hasta que el pan se vea dorado y esté totalmente cocinado del centro, ya sabes, haciendo la prueba del palillo, si éste sale limpio es indicativo que ya está listo el pan. 

Sacamos del horno y con la ayuda de un cuchillo despegamos de los lados el pan y si lo envinarás es momento de añadirle el jarabe que te conté, y para prepararlo solamente tienes que mezclar el almíbar de la lata de piña, el jugo y el brandy o ron, baña por todo el pan caliente, recién salido del horno, eso es muy importante y entonces lo volteas con cuidado en un platón, quedará espectacular. 

Si decidiste no poner el almíbar o jarabe, pues entonces así caliente, recién salido del horno debes desmoldarlo en un platón, si engrasaste bien el molde y colocaste bien el azúcar no tendrás problema y verás cómo queda hermoso y súper apetecible. 

Es una verdadera delicia, el pan queda con un aroma tan delicioso a mantequilla que para qué te cuento, mejor prepáralo!! 

De todas maneras terminé cocinándole otro pastel pequeño a la pequeña cumpleañera para poder hacerle el dibujo de su muñequito de moda, no quedó tan bonito pero ella quedó fascinada!! 



Volteado de Piña